Por qué el deseo nos vuelve locos

Brain Study: Why Desire Drives Us Wild Jennifer Viegas, Discovery News:

(Traducción libre por la que suscribe)

La mayoría de los mamíferos, incluído el  hombre, experimenta momentos de deseo intensos – sea por comida, sexo, u otras cosas- seguidos de lo que parecen mágicos sentimientos de satisfacción y placer si se consigue lo deseado. Pero los científicos han descubierto que, gracias a los circuitos cerebrales, a menudo nos quedamos más con las ganas que con el deseo satisfecho. Según un estudio recientemente publicado en” Diario de Neurociencia”, el deseo y el placer son áreas separadas del cerebro controladas por distintos circuitos. Cuando estas áreas se sincronizan, el impacto en el cerebro se vuelve muy poderoso. Pero hay trampa. Los cerebros de los mamíferos parecen tener menos mecanismos para el placer que para el deseo. “Nuestros resultados sugieren que todos somos susceptibles a querer más de lo que disfrutamos en realidad, al menos en ciertas situaciones”, dice el co-autor Kent Berridge.”Si existen circuitos separados para el placer y el deseo, una persona que tenga activación selectiva del circuito del deseo querrá más aunque ya no le guste” Estas disociaciones pueden llevar a adicciones a drogas, sexo, comida y juego, entre otros. Algunas personas también parecen proclives a experimentar las fases no-sincronizadas.

Para el estudio, Berridge y su colega Kyle Smith usaron una técnica de microinyección no dolorosa que deposita pequeñas cantidades de una droga opiácea en el punto de placer del cerebro de ratas. La droga causó que las ratas quisieran comer hasta tres veces su ración normal de comida, mientras que ésta les gustaba el doble. El grado de “gusto” fue medido por los científicos estudiando sus expresiones faciales y comportamientos mientras comían, como relamerse. Después, los investigadores “apagaron” el circuito de placer de los animales microinyectando un supresor del opiáceo en otra parte del cerebro de los reodores. La reacción de las ratas fue que aún querían comer, pero no mostraron signos de que les gustase. Finalmente, los científicos usaron una técnica llamada Mapeo Fos, que muestra las áreas activadas del cerebro basado en cambios de color según las proteínas que afectan ciertos circuitos neuronales. Este y otros experimentos revelaron que los “puntos hedonistas” del deseo y el placer estaban separados en dos áreas dentro del cerebro. Ratas, humanos, y otros mamíferos comparten estas mismas regiones y circuitos, asi que el deseo de las ratas es comparable al humano.

“Estos descubrimientos podían tener una potencial implicación a gran nivel en los tratamientos de desórdenes como obesidad, desórdenes aliminticios y drogadicción, dijo Kringelbach, investigador asociado en el Departamento de Psiquiatría de Oxford. Añadió que los descubrimientos dan lugar a nuevas preguntas sobre cómo este circuito interactúa con otras partes del cerebro. Se espera que haya futuros estudios sobre los sentimientos de deseo y placer, que, segun Kingelbach, son “claves para el entendimiento de la condición humana”.

Lo son, lo son. Si la gente no se empecinara en querer más cosas todo el tiempo, como bien apunta la filosofía budista, seguramente seríamos más felices y haríamos a los demás más felices también, y en resumen todo iría mucho mejor. Pero parece que no. Parece que tenemos una rueda estropeada, aunque probablemente Darwin argumentara que esto se debe a razones de selección natural. Si funciona así, es porque debe de funcionar así, porque sin deseos y ambiciones, por muy absurdos que sean, la especie no compite, ergo no gana, ergo desaparece. Como los buenos monjes budistas expulsados de Tíbet.

Da pena lo claro que está todo a veces.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s