Reciprocidad negativa

De mi libro de antropología económica [MORENO FELIU, P. (2004): Entre las gracias y el molino satánico, Madrid, UNED]:

El caso extremo de Auschwitz nos brinda, por una parte, una amplia gama de matices y complejas articulaciones de diversos órdenes de moralidad en conflicto, de transferencias de recursos y jerarquías de poder. Por otra, muestra la utilidad de un concepto de reciprocidad que incorpore la faceta negativa de las relaciones recíprocas.

[…]

La iniciación de un prisionero el campo de Auschwitz se produce mediante un ritual de llegada en el que el prisionero es despojado de todas sus ropas, calzado, paquetes, joyas, objetos persobales, cabellos e incluso de su nombre. Luego les darán un uniforme desparejo o ropas  ya usadas y unos zuelcos de madera. Un prisionero no podía poseer ningún objeto personal: si alguno ha logrado ocultar una fotografía de sus seres queridos y esta es descubierta por algún kapo,  jefe de barracón o guardián, el prisionero no solo perderá su recuerdo, sino que será severamente golpeado. Durante el primer reparto de sopa el prisionero observará que los otros tienen cucharas y escudillas, y ellos no: las han organizado. […] Toda posesión de objetos estaba prohibida pero era necesario proveerse de algunos para subsistir.

aus1Judíos de los subcárpatos seleccionados para morir en Auschwitz-Birkenau esperan en un claro antes de ser llevados a las cámaras de gas.

“Robar se convirtió en un arte, una virtud, algo para enorgullecerse. Le llamabámos organización. Había muchos que organizaban la ración de pan del vecino, sin tener en cuenta si podría morir de hambre, o los zapatos del compañero de cama sin importarles si unos pies sangrantes les condenaban al crematorio. Robando pan, zapatos, agua, robabas una vida para ti mismo incluso a expensas de otras vidas” (Perl 1979[1948]:76-77)
[…]
“Organizar” parte de lo inverso de dar: quitar, procurar, obtener, coger, tomar, robar. 

Si tuviera más tiempo, os contaría más cosas. No lo tengo. Os dejo con una foto jovial y festiva, a pocos metros en el espacio-tiempo de la anterior.

aus21El pie de foto original reza “llegada de la lluvia desde un cielo claro”. Qué dulce.
La foto es de Karl-Friedrich Höcker –  en el centro, oficial de las SS adjunto a Richard Baer  – y unas amiguitas. Hoecker murió en el año 2000, aún proclamando que no había tenido nada que ver con el campo de exterminio de Birkenau. Durante su alegato final en 1945, dijo : “…no tuve nada que ver. No tenía poder para intervenir en esos hechos de ninguna de las maneras…ni los provoqué, ni los llevé a cabo. No hice daño a nadie ni nadie murió en Auschwitz por mi culpa”.

Claro que sí, pelillos a la mar.

No se pierdan la curiosidad de comparar los dos álbumes que hay de Auschwitz, uno del tipejo de arriba y sus fiestecillas en su pequeño paraíso, y el ‘Auschwitz Album’, que documenta la llegada, selección y procesamiento de los judíos en Birkenau. Ambos en http://www.ushmm.org/.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s